comision directiva


    Presidente

  • Lic. Miguel Sarquis


  • Vicepresidente

  • Lic. Alejandro Adem


  • Secretario

  • Dr. Santiago Villagran


  • Prosecretario

  • Dr. Pablo Díaz


  • Tesorero

  • Lic. Mercedes García Figueroa


  • Protesorero

  • Ing. Gustavo Imperatrice


  • Vocales

  • Sra. María Celeste Chaín

  • Arq. Fernando Migliardi

  • Cdor. Eduardo Bestani

  • Dr. Diego Spaventa

  • Arq. Guillermo Pereyra Nadim


  • Revisor de Cuentas

  • Cdor. Pablo Alegre


  • Mail: comisiondirectiva@clubloscedros.com.ar


    Gerencia

    Gerente:

  • Diego Manuel García

  • Télefono / FAX:

  • 4463-6750

  • E-mail:

  • gerencia@clubloscedros.com.ar

  • Días y Horarios de Atención al socio:

  • Martes a Viernes de 15hs a 21hs.

  • Sábados de 9 hs. a 18 hs.

nuestra historia

Un clima que favorece el encuentro

Muy cerca de la Capital Federal existe un lugar con rica tradición, feliz presente y un futuro inmejorable. Desarrollado originalmente por la comunidad libanesa, pronto alcanzó entidad y sede propia, heredando de sus impulsores el espíritu fraterno y el empuje que hicieron posible su crecimiento, al tiempo que abría sus puertas a todos, en la certeza de que una sociedad como la argentina es en sí misma una síntesis del pluralismo étnico y cultural que la conforma, y se enriquece aún más con lugares que, como el Club Los Cedros, alientan en su ámbito la fraternidad, la integración y la buena convivencia. Por eso decimos que, más que un club, Los Cedros es un clima que favorece el encuentro.


Un lugar con Historia

Los terrenos que hoy ocupa el Club Los Cedros formaban parte de lo que fue una gran estancia, perteneciente al almirante Atilio Sixto Barilari, y donde luego su viuda, en 1929, mandó a construir la capilla que hoy es orgullo del Club. Mujer piadosa, cada semana recibía en la finca a contingentes de niños y jóvenes de humilde condición, a quienes beneficiaba con importantes donaciones de ropa, calzado y alimentos, con la sola "condición" de instarlos a concurrir a misa los domingos. Al fallecer la viuda de Barilari, la finca sería expropiada y puesta en venta, siendo adquirida a mediados de la década del 60 por la Unión Argentina de Rugby con la idea de construir el gran estadio nacional de ese deporte. Al desistir de esta empresa, la Villa Barilari fue vendida al Club Los Cedros.







Cuando el sueño tuvo casa propia

Con la escrituración del campo deportivo de la "Villa Barilari", el 28 de octubre de 1969, se produce el nacimiento formal del club Los Cedros, iniciativa que venía madurando en el fervor de un nutrido grupo de jóvenes, desde que éstos formaban parte del Club Libanés y buscaban un lugar propio en el cual reunirse para practicar deportes y una activa vida social.

En el acta de fundación se establece que "queda explícitamente prohibida la participación o realización de homenaje alguno a personas, instituciones o países", reafirmando de esta manera la voluntad de que el club fuera el lugar para el encuentro de familias y amigos de cualquier procedencia, y no solamente de la comunidad libanesa que en un comienzo le dió origen.


El crecimiento

A la original práctica futbolística que se desarolló en sus primeros tiempos -cuando Los Cedros era nada más que un sueño compartido-, el club fue sumando otras actividades deportivas. Tras la construcción de la cancha respectiva, sobrevino la inscripción en la Unión Argentina de Rugby y en la Asociación de Hockey, con la formación de sendos equipos representativos de la institución. Hoy el club cuenta con canchas profesionales de fútbol, rugby y hockey, además de dos canchas de "papi-fútbol" de cesped natural, cinco canchas de tenis y una de paddle.



Los Cedros hoy

Con 2.000 m2 de superficie cubierta, en un predio total de 60.000, generosamente forestado y excelentemente ubicado -muy cerca de la Capital Federal, en ruta 202 y César Backle-, el Club Los Cedros es hoy una institución que convoca a disfrutar de sus instalaciones. La hermosa y amplia casona que le sirve de sede es el ámbito ideal para el encuentro familiar o entre amigos. Bajo su fachada tradicional, cuenta con modernas y muy confortables instalaciones, en donde la charla informal o la actividad recreativa encuentran un ambiente generoso y cálido en sus salones con comodidades para 350 personas.